Noticias

EL MUNDO ALTRUISTA DE LA DONACIÓN DE SANGRE EN NUESTRA PROVINCIA

EL MUNDO ALTRUISTA DE LA DONACIÓN DE SANGRE EN NUESTRA PROVINCIA

Desde tiempos inmemoriales, el tema de la sangre humana ha estado en la mente de muchos estudiosos, hasta llegar a nuestros días con la transfusión sanguínea, es decir, la inyección de sangre de un ser humano a otro. <<La transfusión sanguínea constituye hoy un arma poderosa en la lucha que el médico tiene que sostener contra la enfermedad y la muerte.>> (Dr. Luis Rivera, director del Hospital Provincial San Juan de Dios de Alicante. Información 1959).

Pero para llegar a la transfusión sanguínea con garantía y de calidad, primero los siglos vieron pasar muchos intentos fallidos, hasta que en el año 1901 el científico austriaco-estadounidense Karl Landsteiner descubriera los llamados grupos sanguíneos. Se había descubierto el llamado <<Sistema de grupos ABO>>, lo que supondría el avance de la medicina transfusional. Con posterioridad este mismo científico, en 1940 descubriría el factor RH, lo que permitió hablar de sangre positiva y negativa y, desde entonces podemos afirmar que las transfusiones sanguíneas son seguras.

En 1.948 encontramos la creación de una Sección Hematológica en Alicante, dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, bajo la jefatura del insigne Dr. Francisco Mas Magro, aunque en 1.945 el Instituto Provincial de sanidad contaba con un Servicio de Hematología en Alicante. En este año de 1.945 vería la luz el nuevo edificio de Sanidad donde se instalaría en una de sus dependencias el antiguo banco de sangre. En 1.954, se diría en prensa: Ocupando una de las amplias y buen orientadas plantas del edificio de la Jefatura Provincial de sanidad, en las inmediaciones de lo que fue Paseo de Campoamor, funciona con gran éxito desde el año 1.945 el Servicio de Hematología y Hemoterapia bajo la hábil dirección del joven doctor don José Molina, que con gran celo y cariño se entrega a su cotidiana labor sanitaria.

La sangre utilizada por el Servicio de Hematología y Hemoterapia procedía de un Cuerpo de donantes seleccionados entre personas que voluntarias o retribuidas se prestaban a ceder su sangre en beneficio de los enfermos. Su edad oscilaba entre los veinticinco y cincuenta años, con un peso superior a los cincuenta kilogramos, prefiriéndose a las mujeres de mayor peso, y mejores venas. Todos inscritos en fichas numeradas, en las que constaban los datos de filiación y exámenes clínicos efectuados y servicios prestados por cada uno de ellos. En ficheros distintos, a los donantes se les clasificaba por orden alfabético, como voluntarios o retribuidos y ocasionales o habituales.

La labor y eficacia del Servicio de Hemoterapia, se amparaba en una sección dedicada al estudio e investigación de los problemas clínicos y hematológicos, funcionando un consultorio clínico y laboratorio de investigación.

En ese año, los equipos de transfusión de que la ciudad disponía, eran dos: el de <<urgencia>>, que sólo efectuaba las transfusiones de sangre solicitadas con tal carácter; y el permanente, que llevaba a efecto las transfusiones dentro de las dos horas, como máximo, siguientes a la petición. Este equipo trabajaba siempre con sangre de menos de cinco días de conservación. El otro equipo dentro de las 24 horas de la petición. Se poseía un Cuerpo de donantes de sangre, integrado por ciento setenta personas, unos ciento ochenta litros de sangre y sesenta de plasma, anualmente.

Cabe reseñar que, en 1959, nacería en Alcoy el Banco de Sangre de María Auxiliadora, siendo el segundo de España después del de Navarra. Un banco pionero cuya importancia fue muy meritoria, llegando a donar más de trescientos cuerpos a la Ciencia, donaciones y banco de córneas, así como disponer de buen caudal de esforzados y generosos dadores de sangre. Un lustro después comenzó su expansión a otras localidades de nuestra provincia, abriéndose nuevos bancos de sangre de María Auxiliadora en Elche, Alicante, Banyeres de Mariola, y Villena, realizando una magnífica labor.

En 1971, vería la luz la joya de la corona de la Cruz Roja en nuestra provincia, su flamante Banco provincial de Sangre en la ciudad de Alicante, quien bajo la certera dirección del Dr. Carlos Mazón Iborra, comandaría la Institución hasta el feliz momento de su desaparición, al ser integrados todas las Hermandades, Bancos de María Auxiliadora y este Banco Provincial, en 1987 en el nuevo Organismo sanitario que se encargaría de todas las extracciones de sangre para abastecer los hospitales en toda la provincia, denominado como Centro de Transfusiones de Alicante, dependiente del CTCV. Este nuevo Organismo vendría a poner un poco de orden en el tema de las colectas de sangre.

Igualmente reseñar que, en 1972, el médico rural de Castalla Dr. Trinidad Rivera tuvo la impagable iniciativa de crear en Castalla una lista de voluntarios ante posibles donaciones de sangre. Conseguiría doscientas fichas con el grupo sanguíneo. No permitirían que nadie perdiese la vida por falta de sangre. En 1978, este mismo Doctor, promovería la construcción del primer monumento al donante de sangre en España, en su localidad.

La creación de los grandes centros hospitalarios dependientes de la Seguridad Social en España impulsaría la creación de las llamadas hermandades por todo el país. En nuestra provincia, nacería en 1967 la Hermandad de Donantes Altruistas de Sangre de la S.S. de Alicante, al amparo de la Residencia Sanitaria del S.O.E, hoy Hospital General. Los donantes altruistas de sangre, llegaron para garantizar que no faltase sangre en los hospitales y, para erradicar la donación profesional remunerada, y se quedaron hasta hoy. Esta Hermandad, entre sus muchos logros, alcanzaría en el año 2004 el Premio Importantes del Diario Información.

Como vemos, en un principio, los donantes de sangre salvábamos una vida con cada bolsa de sangre, hoy salvamos tres vidas gracias a los avances científicos que permiten separar los distintos componentes de la sangre.          

Hoy, como Asociación que recogió el testigo de la antigua hermandad, la ADSPA nació en el año 2006, retomando la ardua tarea de formar, informar y promocionar la donación de sangre en nuestra provincia. Y es que la donación de sangre requiere mucha organización, voluntariedad y solidaridad. Desde nuestro inicio quedaría patente que, pese a ser la nuestra una causa muy justa y solidaria, el tiempo ha pasado, y en el principio de nuestras colectas de sangre, todo era interés y sumo entusiasmo por los medios de comunicación. La donación de sangre llenaba páginas y páginas de prensa, artículos de interés y llegaba a los corazones de las personas, hoy día, España sigue siendo líder mundial en trasplantes de órganos, mientras parece que muchísima gente olvida el hecho de que tanto trasplante necesita muchas bolsas de sangre, y no jarabe de fresa o agua bendita. Por desgracia, los donantes de sangre muy pocas veces son mencionados en el éxito y logro de los trasplantes.

 

Nuestra labor como Asociación, pasa por recordar constantemente que la donación de sangre es un proceso sencillo, rápido y sin riesgo. Cada pocos minutos una persona necesita una transfusión de sangre. El tiempo en que nos tomamos un café, puede ser que donando salvemos alguna vida. Dar sangre no es doloroso, necesitarla, SÍ. Y no es nada extraño el que las instituciones, en ocasiones nos premien por nuestra trayectoria solidaria. Así, en diciembre del 2010, Onda Cero nos otorgaría el Premio <<Alicantinos en la Onda>>. Aún y eso, no somos héroes. “NO ES UN HÉROE QUIEN ACTÚA EN UN MOMENTO DETERMINADO, PUES EL VERDADERO HÉROE ES EL QUE PRACTICA TODOS LOS DÍAS ACCIONES CONCRETAS”. F. Sabater. Así mismo, en el año 2015, la ADSPA sería reconocida en su ímproba labor humanitaria y sanitaria, por los Colegios Sanitarios de la Provincia de Alicante (UPSANA), en el Premio “Asociaciones Solidarias”. En febrero del año 2019, conseguimos atrapar el interés de nuestro CTCV, quién nos reconocería con una bonita placa: por su compromiso y solidaridad con las Campañas de Donación de Sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *