Noticias

EL ALTRUISMO LE PRESIDE

EL ALTRUISMO LE PRESIDE

En ocasiones surgen entre nosotros personas de fuerte carisma que refulgen con luz estallante. Raúl Cámara Rodríguez ha hecho de la donación de sangre algo importante en su vida sabedor de la importancia de que exista sangre preparada en los hospitales, lista para trasfundir. Este alicantino de 76 años, viviría su bautismo de fuego en esto de la donación de sangre a los diecinueve años, en un intento por conseguir un breve permiso militar, aunque al final se quedaría sin permiso y sin donar. A los veintitrés años, donaría sangre de brazo a brazo, por causas familiares graves. Pero la vida sostenía para él, cotas más nobles dentro de esta noble causa.

Y como él decía: Esto de la donación de sangre, se trata de salud, de esperanza, de salvar vidas humanas. De ahí eso de que, tras cada donación, el donante se siente satisfecho, mejor persona, es algo que nunca se olvida. Raúl no es un superhombre, pero ha tenido la constancia y salud de poder donar cerca de doscientas ocasiones, lo que le convertiría hasta su retirada del mundo de las colectas de sangre, en el donante más prolífico de toda la Comunidad Valenciana y segundo de España. Raúl fue uno de los primeros integrantes de la antigua Hermandad de Donantes de Sangre Altruista de la S.S. de Alicante en 1968, luciendo en su carnet de donante el número 105. Años más tarde llegaría a ser su último presidente.

Este antiguo visitador médico, frecuentaría los hospitales, dándose cuenta de la verdadera utilidad de donar. Muchos enfermos precisaban alguna trasfusión, y como él decía: La sangre es un bien escaso, no se fabrica, se dona. El día que dono sangre, aunque todo me haya salido mal, me siento satisfecho. Conforme avanzaban los años, crecía el número de sus donaciones, así, en 1989, el CTA le reconocería en una placa: por ser el alicantino que más donaciones de sangre ha realizado en su vida. Raúl llevaba 21 años donando sangre de forma periódica. Me gustaría que mis compañeros en la causa me recordasen como una persona que ama el mundo de la donación de sangre y sabe sus objetivos.  

En el año 2002, el CTA diría de Raúl Cámara eso de que:  es el donante más fiel y que más cantidad de sangre ha proporcionado en la Comunidad. En la placa que se le entregó, rezaba así: Por casi medio siglo de donaciones. Sin duda era todo un ejemplo a seguir. Bajo su presidencia, la Hermandad de Donantes sería reconocida en el mes de julio del 2003, con el prestigioso Premio Importantes del diario Información. El director de Información expresaría: Cámara es desde hace dos meses el representante de los donantes de sangre de la provincia, pero por encima de todo es un hombre convencido de que ser solidario está al alcance de todos. 

En julio de 2003, alcanzaría sustituir al anterior presidente de la Hermandad de Alicante, don Domingo Amérigo, desde entonces y, hasta el año 2006 en que la ADSPA sustituyese a la extinta Hermandad, Raúl se manifestó como un buen presidente, amante de las colectas de sangre y del cuidado a los donantes. En el año 2007, su amigo y compañero Moisés Aparici Pastor solicitaría para Raúl la concesión de una calle con su nombre en Alicante, pero su periplo en solitario hasta hoy, la petición sigue huérfana de apoyos efectivos y silencios ominosos de parte de nuestro Ayuntamiento. La ADSPA, por unanimidad en el año 2013, en abril, tomaría el acuerdo de volver a solicitar esa misma calle para él.

En el año 2008, alcanzaría ser considerado como Gran Donante de España y, con posterioridad, en el año 2013, se le concedería el título de FEDSANG como Mérito Nacional de la Donación Altruista de Sangre de España. También ha sido fiel delegado, firme puntal en la colecta de El Campello. Dejamos constancia de sus méritos para orgullo de sus nietos y allegados.

Moisés Aparici Pastor

Vicepresidente ADSPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *