Noticias

MÁS QUE UNA GRAN PIEDRA

MÁS QUE UNA GRAN PIEDRA

<<Castalla se ha convertido en “el templo” de los donantes; Castalla es mucho más que un pueblo, es una auténtica comunidad>>. (“El Valor de la Vida”, Historia de la Donación de Sangre en la Provincia de Alicante. Página 494. Ed. 2013. Moisés Aparici Pastor).

Pero para llegar hasta estas expresiones, la semilla del Altruismo germinó en los castelluts, en concreto en la persona y figura de su médico de entonces, el Dr. Trinidad Rivera quien descubrió un bloque de piedra que habría de servir para el anhelado Monumento al Donante de Sangre. Para concederle la forma deseada contó con los servicios del picapedrero de Castalla Manuel Juan (el cucat), no cabe duda que este hombre era un artesano de la piedra. A su finalización se le colocó la frase <<Por sus hechos conocerás los pueblos>>, y se le añadieron las dos manos cruzadas y el corazón chorreante de sangre, del escultor Pascual Sempere que vivía en Castalla. Al remate el escudo de la localidad y la cruz dorada, la que simbolizaba que el Monumento era para todo el mundo.

El Monumento se inauguraría un martes, 14 de febrero de 1978, siendo un gran evento social para la localidad. Era el primer monumento de este estilo de toda España. Castalla y sus gentes se cubrían de gloria, la de su tesón, la de su amor por la causa de las colectas de sangre. Y los castelluts acudieron en masa sabedores que estaban dejando para la posteridad un pedazo de historia escrita en letras mayúsculas. El monumento les definía, por eso, entre todos ayudaron a sufragarlo. La entusiasta Asociación de Donantes de Sangre de Castalla pertenecía a la insigne y meritoria Cruz Roja de España, siendo entonces el presidente de la Asamblea Local de Cruz Roja en Castalla Don Francisco Antonio Rodríguez Orts. (“El Valor de la Vida”, Historia de la Donación de Sangre en la Provincia de Alicante. Página 494, 495. Ed. 2013. Moisés Aparici Pastor).

En 1982 la Asociación de Donantes de Sangre de Castalla sería galardonada con la Medalla de Oro de Cruz Roja España <<ha brillado a lo largo de su corto historial por una serie de hitos que han dejado huella>>. En 1987 la Federación de Hermandades y Asociaciones de Donantes de Sangre de la Comunidad Valenciana, distinguiría a la población de Castalla en la figura del médico Trinidad Rivera, a quién se galardonó por ser toda una institución entre sus convecinos, y su continuada entrega a favor de la salud y el bienestar de su pueblo. <<Es uno de los luchadores por la concienciación en pro de las donaciones de sangre>>.

Los años pasaron, y Escaparate, el periódico independiente de la montaña, se hizo eco de que el Monumento al Donante de Sangre de Castalla alcanzaba sus bodas de plata en el año 2003, lo mismo que el periódico “Temps de Castalla”. Todos muy satisfechos de su monumento. El valor del simbolismo que este monolito entrañaba para la causa de los enfermos era grande y significativo. La conmemoración se convirtió en auténtico acontecimiento local que traspasaría los límites del pueblo. La fecha convenida para la efeméride fue el 5 de octubre, sumándose una larga lista de colectivos culturales de la localidad. Y al frente de todos, la plana mayor de la Asociación de Donantes de Castalla, capitaneada por el orgullosísimo Salvador Leal Rico. No se olvide que <<seis años después de que en Castalla se organizase uno de los primeros bancos de sangre particulares de España, con una remesa de 200 personas dispuestas a donar en cualquier urgencia que se presentase>>, se procedería a la construcción de este Monumento que no fue algo casual. De casta le venía al pueblo de Castalla su Altruismo.

Dice mucho y bueno de aquella Asociación de Donantes de Castalla el que no cediese a la pretensión de Cruz Roja Española para que la cruz del Monolito se pintase de rojo. Recordad que su emblema institucional era una cruz roja. Por otro lado, tampoco cedieron a la pretensión de la Hermandad de Donantes de Sangre Altruista de la Seguridad Social cuya cruz era azul, se mantuvieron firmes a su criterio y escucharon a su corazón: la cruz se pintó de color oro, para todo el mundo. (“El Valor de la Vida”, Historia de la Donación de Sangre en la Provincia de Alicante. Página 687. Ed. 2013. Moisés Aparici Pastor).

Como veis, el Monumento a los Donantes de Sangre de Castalla es algo más que una gran piedra. Si os fijáis, al pie del Monumento, Castalla homenajeó, una vez más a todos los Donantes de Sangre en la persona y figura del vecino de Castalla más comprometido con esta causa en la localidad, y Mérito Nacional a la Donación Altruista de España 2011. Así la placa con rango de calle reconoce en Salvador Leal Rico al continuador de esta causa tras la desaparición del Dr. Trinidad Rivera. Podéis sentiros muy orgullosos.

Moisés Aparici Pastor

Vicepresidente ADSPA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *